Nuestra historia

Nacimiento e historia de la localidad de Carcastillo

No hay una fecha clara y determina-da del origen exacto del pueblo, pero podemos empezar diciendo que en nuestro término se encuentra el yaci­miento prehistórico de “EL CONGOSTO.
Se encontró un milario fechado en el año 252 y una inscripción funeraria, muy decorada, que señala el lugar de enterramiento de un hispano-romano, por cierto llamado PORCIO FELIX GRESIS.

Así pues, existen fundamentos históricos y objetivos, por los que podemos decir que Carcastillo, como asentamiento estable, surgió ya en la época romana, una vez que el emperador de turno repartiese las tierras conquistadas en Hispania. Ciertamente, este período se caracteriza por su irrelevancia, ya que prontamente el lugar fue a su vez ocupado por gentes trashumantes y comerciantes, como paso hacia la vecina Caesar Augusta (Zarago­za).

En el siglo X, consta como puesto avanzado de la monarquía pamplonesa en la frontera con los musulmanes.

En 1129 el rey Alfonso el batallador dona a sus habitantes el Fuero de Medinacelli y veinte años después, tras las guerras entre los reinos de Navarra y Aragón, se decide la construcción en el lugar de un monasterio. Esto echa por tierra la creencia popular de que el pueblo es posterior al monasterio, si bien es cierto, a partir de este momen­to la historia de ambos va a llevar un rumbo estrechamente paralelo.

Ya en 1163 el monarca navarro Sancho VI el Sabio dona al abad y a sus monjes el disfrute de Carcastillo con todos sus términos, hierbas, aguas, yermo y poblado, que se continúa con una nueva concordia entre los canóni­gos de Montearagón y el rey navarro, cediendo también al monasterio la iglesia local, que hasta entonces perte­necía a la Corona de Aragón, por cesión del rey Sancho Ramírez en 1093.

A partir de aquí comienza el autén­tico esplendor del pueblo, paralelo al del monasterio con la llegada de gentes de otras zonas para trabajar en usu­fructo la tierras que los monjes cedían. Casi al mismo tiempo comienzan las disputas y discrepancias entre vecinos y monjes debido a las altas pechas e impuestos que los primeros debían dispensar a los segundos.

Sobre 1319 Carcastillo alcanza su máximo desarrollo poblacional: más de 4.000 habitantes.

Es en 1443 cuando el Príncipe de Viana, nos concede el derecho de apro­vechamiento de las Bardenas Reales, como pueblo congozante.

Aun en tiempos de Carlos II, exis­tieron en torno a Carcastillo las ermitas de San Juan Bautista, San Lorenzo y San Esteban, hoy ya desaparecidas, lo mismo que varios pueblos satélites como Encisa, Castelmunio, Samasi, Villazuruz y Marcuelles, todos ellos muy notorios en la Edad Media.

Es a principios del siglo XVIII y durante casi todo el XIX, cuando se produce la decadencia del monasterio y de la Villa, a consecuencia de aconteci­mientos tales como la Guerra de Suce­sión o la ocupación francesa durante la Guerra de la Independencia, hasta que en 1835, con la Desamortización de Mendizábal, Carcastillo alcanza su independencia, comenzando lenta-mente su crecimiento y desarrollo por sí solo, con la llegada de nuevas gentes y la progresiva implantación de indus­trias, hasta nuestros días. (Un detalle curioso: la talla original de Ntra. Sra. de la Oliva fue transportada hasta Ejea de los Caballeros para protegerla de los franceses, que arrasaban con todo, y nunca más fue devuelta siendo en la actualidad la patrona de este pueblo-ciudad.

Enlaces de Interés

Blog de Antonio Villafranca

“Uno de los blogs con más información sobre Carcastillo y realizado por uno de sus vecinos, Antonio Villafranca Lecumberri”.

https://antoniovillafranca.blogspot.com

Trabajo de Felipe Alfaro:

“Figarol, su pequeña historia”

Decir que el resultado de este trabajo es la historia de Figarol, quizás sea demasiado pretencioso y posiblemente más que una historia sea una recopilación de datos históricos junto con algún comentario personal.

Descargar trabajo completo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar